0 Comments

Más claro que el agua

RioEl agua ha servido para crear metáforas o comparaciones durante mucho tiempo. Su característica principal es la falta de color, la transparencia. Una peculiaridad que trae consigo otras muchas acepciones como puede ser la limpieza, la calidad y la claridad. ¿Acaso hay algo más claro que el agua?

Cuando hablamos de transparencia en las instituciones también nos referimos a esas características. Hace referencia a la información que se hace pública derivada de su actuación, de tal forma que se genere una relación de confianza entre el gobierno y la sociedad. Una vía para saber qué se está haciendo, quién lleva a cabo cada iniciativa, a qué regla o información está ligada, etc. Pero la transparencia no es unidireccional, debe de ser una comunicación en la que la administración además de ser emisora debe también escuchar, ser receptora. Aquí entra la idea de la participación, de abrir vías para que la ciudadanía colabore activamente en las iniciativas del Gobierno.

El índice de transparencia de las instituciones públicas de la Comunidad Autónoma Vasca son evaluadas cada año. Entre las Diputaciones Forales, la mejor situada es la de Bizkaia; según los datos de 2013 del estado español, se encuentra en la cuarta posición con 97,5 puntos sobre 100. La de Gipuzkoa está en el puesto 27 con 63,8 puntos y la de Araba en el 34 con 52,5. En lo que respecta a las Comunidades Autónomas, la CAV obtiene el liderazgo con 97,5 puntos. Los estudios se basan en diferentes indicadores como pueden ser la relación con la ciudadanía, la transparencia económico-financiera, en las contrataciones, los indicadores de la Ley de Transparencia, etc.

Basque CommunityEuropa también ha incidido en la calidad de la gestión de las administraciones vascas. La comisión Europea elaboró un estudio titulado Regional Governance Matters: A Study on Regional Variation in Quality of Government within the EU , firmado por Nicholas Charron, Lewis Dijkstra y Víctor Lapuente. Un documento donde se redondea la definición de transparencia en las instituciones y en el cual no sólo se analizan los 27 Gobiernos de los estados miembro de a Unión Europea, sino que también, de los regionales. Se evalúan el nivel de corrupción,, la educación, el sistema sanitario, etc. El Gobierno vasco obtiene según los datos, 76,64 puntos sobre 100 y se posiciona en el puesto 64, por delante de Francia, Bélgica o España.

 

Fomentar la transparencia

El agua no siempre permanece transparente. Debido a la lluvia, a la sequía o a otros factores, se enturbia. Los Gobierno deben de poner medidas para mantener “limpia” su gestión. El Gobierno vasco ha iniciado ya los trámites de elaboración del Proyecto de Ley de la Administración Pública Vasca, que el Consejo de Gobierno aprobará en el  primer semestre de 2014. Un texto que regulará la interacción de la ciudadanía con la Administración, la publicidad activa y la garantía de acceso a la información pública. El objetivo de esta ley no es otro que cambiar el modelo de Gobernanza, haciendo a la persona referente y corresponsable de la acción de Gobierno.

Además, quiere elaborar un Libro Blanco sobre Democracia y Participación Ciudadana para Euskadi; un libro que debe servir para  actuar y legislar y debe tener en cuenta “buenas prácticas” de otras Administraciones en el ámbito internacional relacionadas con la gestión de la participación. Para el diseño de este texto, el Ejecutivo vasco ha querido recabar la opinión de la ciudadanía a través de Irekia para definir las bases del mismo:  “¿qué supone la participación para la Administración? ¿y para la ciudadanía? ¿Qué tiene que incluir este Libro Blanco para que tenga un carácter práctico?

Son iniciativas que ayudan a que el agua no se vuelva turbia, a mantener esa calidad y esa transparencia que debe tener. Son pasos que fomentan que la gestión de las instituciones sea de calidad para poder que ésta es “más clara que el agua”.

Categories:

Deja una Respuesta