0 Comments

¿Por qué es importante la involucración de la ciudadanía en el Small Data?

small_dataEl procesamiento y análisis de datos, infinitos de datos, se ha vuelto algo imprescindible tanto para las entidades privadas como para las públicas. Por ello, y de una forma rápida la sociedad ha pasado de usar el Big Data, es decir, datos complejos, capacidad de procesamiento y almacenamiento de datos, filtrado, análisis… a centrarse en el Small Data, cuyo objetivo es organizar toda esa información para hacerla comprensible y accionable.

Martin Linstrom, el gurú del comportamiento neurológico del consumidor, indica que el Big Data consiste en encontrar correlaciones, mientras que el Small Data se preocupa por las causas, las razones detrás de las cosas. Considera que no todo se puede medir con cifras y es ahí donde el Small Data puede aportar valor y complementarse con el Big Data en la medida de las emociones.

Aunque a primera vista este tema parece estar enfocado más a las empresas y a los negocios, el Small Data se puede aplicar a la Administración Pública con la ayuda y la participación de la ciudadanía mediante la captación de datos. Gracias a esta actividad, la ciudadanía podría ofrecer a las administraciones públicas gran cantidad de información, fiable y precisa sobre las condiciones reales de los distintos puntos de los territorios, así como de los hábitos y el comportamiento de la población. El análisis y procesamiento automático de estos datos, combinados con información de la propia administración, generaría un goteo de datos que, a medida que pase el tiempo, serán masivos y tenderán a lo que se conoce como Big data, ofreciendo muchas más posibilidades. Después, con el Small Data toda esta información se organizaría de una manera comprensible y aplicable para mejorar y evolucionar en la sociedad.

Uno de los ejemplos es el caso del Departamento de Transporte de Oregón  en EE.UU., y la compañía Strava, una red social basada en una aplicación para dispositivos móviles que usan unos 10 millones de personas en todo mundo. En 2013, esta agencia pública pagó unos 20.000 dólares por la licencia de uso y explotación de un conjunto de datos  con información de las actividades de más de 17.700 residentes y visitantes. El principal objetivo de esta adquisición fue el análisis realista de los hábitos de la ciudadanía para la mejora eficiente en la planificación vial urbana y de gestión del transporte en la región.

Categories:

Deja una Respuesta