0 Comments

Vías de participación en Europa

Edificio Berlaimont. Sede de la Comunidad Europea en BruselasEn Euskadi, Irekia es la herramienta que comunica la ciudadanía con la Administración y donde la ciudadanía puede participar y hacer aportaciones. ¿Pero si una persona de Euskadi quiere hacer una petición o expresar sus ideas en Europa, qué caminos debe tomar? Para ello, existen tres ventanas:

1) Tu voz en Europa de la Comisión Europea.

2) Portal de Peticiones del Parlamento Europeo.

3) Iniciativa Ciudadana Europea de la Comisión Europea.

En la web de Tu voz en Europa, la participación se genera mediante consultas públicas y cuestionarios online dirigidos a la ciudadanía. Cada consulta o cuestionario trata sobre una iniciativa específica, y la participación se hace respondiendo a las preguntas ya generadas sobre el tema en concreto.

La persona que quiera participar debe autorizar su nombre y país de residencia antes de empezar a responder al documento que elija. Para que la participación sea lo más relevante posible, a la hora de responder una de las consultas o cuestionarios, existen por un lado preguntas para profesionales del tema, y otras para personas no expertas. De esta manera, las conclusiones sobre el tema tratado proyectan mayor diversidad de opiniones. Una vez respondido el documento, el portal da la opción de guardar las respuestas a cada persona. Los periodos de consulta suelen durar 12 meses. Una vez transcurrido este tiempo, se crean nuevas consultas y cuestionarios sobre otros temas de interés.

El funcionamiento del Portal de Peticiones se desarrolla de otra manera. En este caso, la persona que quiera participar debe registrarse para empezar a hacer una petición. El tema de las peticiones debe guardar relación con asuntos del ámbito de actuación de la Unión Europea, y la persona tiene que crear un texto con la petición o sugerencia que quiera aportar. Una vez hecha, los servicios del Parlamento Europeo la registran, la marcan como anónima o confidencial, si así lo ha solicitado, y le asignan un número de petición. Después de su registro, las peticiones se transmiten a la Secretaría de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, que se reúne cada mes, para su análisis y evaluación. La Comisión traduce a todas las lenguas oficiales de la Unión Europea la petición. Dicho resumen se publica en el Portal de Peticiones una vez que se haya tomado la decisión sobre la admisibilidad. Además, se puede realizar en todo momento un seguimiento de la evolución de la solicitud a través del Portal de Peticiones.

La Iniciativa Ciudadana Europea es una herramienta que sirve para que la Comisión Europea proponga un texto legislativo sobre ámbitos de competencia de la Unión Europea. Estas iniciativas deben generar un comité de personas ciudadanas integrado como mínimo por siete personas residentes, al menos, en siete Estados miembros distintos. Además, deben recibir el apoyo de, al menos, un millón de ciudadanos de siete de los 28 Estados miembros de la UE, alcanzando un número mínimo de firmantes en cada uno de ellos.

Una vez obtenido el millón de firmas, la Comisión procede al examen de la iniciativa. Durante los tres meses siguientes el análisis de la iniciativa se hace en tres pasos:

Los organizadores se reunirán con representantes de la Comisión para explicar detalladamente las cuestiones que plantea su iniciativa.

Los organizadores podrán presentar su iniciativa en una audiencia pública organizada en el Parlamento Europeo.

La Comisión aprobará un documento oficial que especifique los motivos por los que haya decidido actuar o no en la iniciativa ciudadana.

Categories:

Deja una Respuesta